viernes, septiembre 09, 2005

Colonia Dignidad y el poder de sus sombras

(foto de google, el grito...no encuentro otros datos, excusas anticipadas)


Hoy, 09 de septiembre de 2005, asistimos estupefactos a una de las más impresionantes vueltas atrás en lo judicial: Se trata del proceso contra la asociación ilícita que opera en el enclave Villa Baviera y en sus bienes anexos.

Todo lo logrado con la valentía de una Jueza de provincia, Jimena Pérez de Parral, (joven, de provincia y mujer por añadidura) es bloqueado en las más altas esferas y el procesado Doctor Hopp, el que otorgaba los certificados de defunción y determinaba los fármacos aplicables a cada rebelde, es “desprocesado” y vuelve liberado al enclave para retomar el control de bienes y personas, con sus dosis de hipnóticos, sus sedantes y los golpes y engaños que ha manejado. El es la segunda cabeza en el poder de Colonia Dignidad, después de Schäfer o Schaefer, líder supremo.

Con la magia de sus sombras, y de sus fichas bien administradas en manos amenazadoras, la Colonia Dignidad nos retorna al pasado de siempre, al tiempo de esas décadas en las que con su enorme poderío de inteligencia, financiero y armado, presionó, negoció y obtuvo perdurar pese a su criminal esencia.

La resolución del Ministro Zepeda, quien reemplaza por voluntad suprema a la jueza de Parral, deja sin efecto los procesamientos de los jerarcas alemanes dictados por ella sin examinar, en lo absoluto, el fondo de los procesamientos y omitiendo toda reflexión sobre su mérito. Por eso me parece justo lo decidido por el Comité Penal extraordinario del Viernes en orden a recurrir de queja disciplinaria contra el Sr. Zepeda, con posibilidades obviamente casi nulas de obtener algo. En conciencia estimo que ese es nuestro deber, y que debemos armarnos de paciencia: ¡somos graduados de AéroContinente!

Los antecedentes de fondo pasados por alto por el Ministro Zepeda son cuantiosos. Fueron reunidos por el Tribunal de Parral en más de 5 años, más de 1.800 fojas y 7 tomos, en los que constan las declaraciones de los mismos colonos, los que, ciertamente, no identifican sus intereses con los de la jerarquía que los manejó por décadas a la que, en cambio, temen.

De esta formal y rápida resolución del Ministro se desprenden consecuencias gravísimas: desde hoy Harmut Hopp queda en libertad. Precisamente la última resolución de este Magistrado pone fin a la prisión preventiva decretada por el Tribunal de Parral. La urgida resolución del señor Ministro de Fuero, no podemos dejar de pensarlo, parece instrumental a la más pronta libertad del señor Hopp.

La libertad de Hopp le permitirá retomar, en los hechos, control administrativo y financiero de la Colonia, e inhibirá la colaboración con la justicia de los residentes en ella. Asimismo, buscará impedir las consecuencias de los graves delitos económicos ya comprobados por el interventor judicial Sr. Herman Chadwick, a quien probablemente se le revocará el mandato.

Mis comentarios parten del comunicado que el CDE distribuyó hoy y que busca contrarrestar la desazón que, en estos momentos, ha de sufir la población reclusa de Colonia Dignidad, ante el Dr. Hopp: libre, potente, de regreso.



“Deduciremos todos los recursos legales para defender los procesamientos por asociación ilícita y la prisión de los jerarcas de la exColonia Dignidad


El Consejo de Defensa del Estado (CDE) decidió apelar de la resolución del ministro de fuero, Jorge Zepeda, que dejó sin efecto por, razones meramente formales, los autos de procesamiento por asociación ilícita dictados por la Juez de Letras de Parral, Sra. Jimena Pérez, en contra de los principales líderes del enclave alemán: Paul Schaefer, Hartmut Hopp, Gerhard Mucke, y Gerd Seewald,. La resolución del Ministro Zepeda no examina el fondo de los procesamientos y omite toda reflexión sobre su mérito.

Por lo mismo, el organismo estatal decidió también recurrir de queja disciplinaria por estimar que el Ministro Sr. Zepeda incurrió en negligencia funcionaria al limitar su estudio sólo a aspectos formales menores, los que, por el sólo hecho de tener el Ministro el expediente original en sus manos, quedaban subsanados.

Los antecedentes de fondo pasados por alto son cuantiosos, reunidos por el Tribunal de Parral en mas de 5 años, 1.800 fojas y 7 tomos, en los que constan las declaraciones de los mismos colonos, los que, ciertamenteme, no identifican sus intereses con los de la jerarquía que los manejó por décadas, a los que, en cambio, temen.

Desde hoy Harmut Hopp queda en libertad, precisamente en virtud de la última resolución del Sr. Ministro que pone fin a la prisión preventiva decretada por el Tribunal de Parral. La libertad de Hopp, segundo en importancia en el enclave, le permitiá retomar control de la colonia e inhibirá la colaboración de los residentes en ella con la justicia.

Con el profundo respeto que el CDE tiene por los Magistrados de la República, debe, sin embargo, cumplir con su deber y hará, por ello, uso de todos los recursos que le permite la ley en el ejercicio de sus atribuciones propias para instar por la condena de los jerarcas de la Colonia Dignidad y por el término de ese poder de facto dentro de nuestro Estado.”

7 Comments:

At sáb. sep. 10, 04:54:00 a. m., Blogger LdS said...

Embora desconhecedor das tramitações e instâncias legais chilenas, para casos como o referido, vou segui-lo com interesse e com o acesso possivel pelas notícias que me cheguem. Sobre o valor dos blogs e anteriores considerações, permito-me afixar o teu em citação (link), permanecendo à disposição para o que daqui possa ser de utilidade.

 
At sáb. sep. 10, 10:04:00 a. m., Blogger Clara Szczaranski said...

gracias, casi estoy leyendo en portugués, para desentrañar tus reflexivos mensajes.Esoty de acuerdo con el link y te pondré en el mío (con word verficatio)

 
At dom. sep. 11, 03:20:00 a. m., Blogger Mario Reyes said...

No tenía idea que Ud. tenía un Blogg, la felicito. No puedo decirle si estoy o no de acuerdo con Ud. porque no estoy al tanto de la investigación. Solamente conozco lo que se ve por televisión y la verdad de las cosas es que en materia jurídica confío bastante poco en los periodistas. En todo caso y tal vez por mi edad, presumo la buena fe y la diligencia de nuestros Sres. jueces. Salu2 de un Aysenino "metropolitanizado"

 
At lun. sep. 12, 06:16:00 p. m., Blogger javisanfeliu said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At lun. sep. 12, 09:51:00 p. m., Blogger Jorge Gabriel Cruz Armas said...

No puedo dejar de saludar a dos pájaros de un post -perdón: una ave del paraíso y un águila que entra en la escena del blogger-

Mis admiraciones a nuestra digna anfitriona, Clara, y mis saludos a Mario. ¿Arpanet parece que vino con empanáá?

Atentamente, humildemente, y hombríamente, Jorge Gabriel...

 
At mié. sep. 14, 02:15:00 p. m., Blogger maletita_roja said...

Que pena que la justicia actue de esa manera, Sr Hopp y Schaefer son unos criminales, quedo de manifiesto en el reportaje de Contacto pero uno no esta al tanto de la investigación, ojala estos señores los procesen y terminen con el poder en Colonia Dignidad.

Por otra parte la felicito por su blog, no sabia solo me enterè hoy, excelente.

Saludos

 
At vie. sep. 16, 12:11:00 p. m., Blogger juan said...

De un sacerdote se espera un alto nivel moral;de un periodista imparcialidad, investigación y apego a la verdad, de un político, espíritu de servicio y honestidad;de un militar, disciplina, valentía y respeto por la paz y de un ministro de justicia, sabiduría, mucho criterio, humildad, respeto y mucho de sacerdote, político, militar y periodista. Cuando algunas de esas personas carece de las cualidades que requiere para el rol que desempeña y cuando las instituciones a las que pertenecen no corrigen y admiten sus errores, es cuando nos falta madurar como país.

Saludos
Juan

 

Publicar un comentario

<< Home