domingo, septiembre 04, 2005

secretos de familia...


Luego de leer “El bisel del Espejo, mi ventana” (el libro que publiqué en EDEBË el 2002 y que he venido citando), recibí una estimulante carta de mi ex marido, Jorge Coulon Larrañaga, padre de Bruno, mi único hijo.

Siempre me ha encantado la cultura, el modo de ser y el estilo de escritura de Jorge, además, hoy, 4 de septiembre, he leído dos artículos que se relacionan con el fondo de esa carta. En el Cuerpo de Reportajes de “El Mercurio” escribe Carlos Peña sobre “Secretos de Familia” (D 17) y sobre quien es y ha sido el General de la Fuera Aérea Fernando Matthei (ex integrante de Junta Militar que manejó Chile dictatorialmente por casi tres decenios). Además,en el mismo Cuerpo de Reportajes, hoy se publica el artículo firmado por los periodistas Rodrigo Cea y Gabriel Pardo sobre el fin del secreto que rodeó por más de medio siglo la vida de Claudio Bunster Weitzman (ex Teitelboim) (D 14), relativo a quien fué su padre.
Las reflexiones de Jorge Coulon a propósito de mi bisel, o la historia que me cuento sobre mi misma, esa difícil mirada que todos intentamos, los espejos y espejismos a que alude Jorge, son atinentes a las publicaciones mencionadas.
Por otro lado, desde mi ventana, a los biseles de Claudio se agregan algunos míos, discípula predilecta (no viene a este particular caso de verdades profundas sostener una falsa modestia por conveniencia social) de su padre verdadero, Alvaro Bunster Briceño, y, hasta su muerte en México, una de sus leales amigas.

Jorge escribe lo siguiente:

Querida Clarita, Piatelli Palmarini decía que la peor forma de reconstruir una historia (yo diría una verdad histórica) es a través del recuerdo de los protagonistas. Tendemos, según él, a hacer una reconstrucción “mítica” del pasado, a ordenar en el tiempo los hechos no sólo a través del bisel de nuestro espejo sino en una sucesión lógica que generalmente los hechos no tienen, pero que la buena narración exige. El mismísimo Einstein había trastocado en sus recuerdos fechas claves en la cronología que lo llevaron a plantear su fundadora teoría de la relatividad (***) .

Tu, como experta penalista, bien sabes lo ardua que es la reconstrucción de la verdad, de “una” verdad plausible.

Pero si ponemos en la balanza el descubrimiento de Borges en el sentido que la fantasía no es más que mala memoria, no cabe duda que tu libro no sólo tiene un título acertado, sino que es acertado el hecho mismo que lo hayas escrito y que nos hayas favorecido con una mirada que no tiene siquiera la pretensión de ser biográfica –ya que de acuerdo a las premisas anteriores, la autobiografía es imposible- sino que se mueve desde la poesía a la reflexión filosófica con una soltura, una lozanía y una libertad que es más patrimonio de los literatos que de los tratadistas.

Aún así y leyéndose con el placer que se lee una buena obra literaria, la materia prima del libro es la vida y la realidad de tu tiempo y tu espacio, esto es lo que le da una fuerza vertiginosa, no sólo al relato de hechos y circunstancias sino a la reflexión y a las emociones que de ellos derivas.

Es inútil decir que se podría escribir un libro de comentarios al libro -no en vano nuestra civilización se ha forjado en torno a dos o tres libros fundamentales – por lo que quiero remitirme a la conmoción, me atrevería decir al terremoto emocional y racional que me provocó el pasaje dedicado a la carta de Carlos Herrera Jiménez (¿te has fijado que la historia juega siempre extrañas bromas? su madre era de apellido Jiménez, como Tucapel).

Me gustaría centrar en este “colpo di scena” y en las sensaciones violentamente contradictorias que despertó en mi, el comienzo de un intercambio de opiniones que, espero, contribuya a encontrar una especie de hilo de Ariadna (Ah! bendita mitología! ) que nos ayude a buscar la -¿existe más de una?- salida del abismo en que se ha transformado nuestro laberinto nacional.

Me quedo con el gusto de que ya no basta decir que todos somos culpables, que no basta demostrar que los culpables son los demás, que es peligrosamente cómodo decir que las culpas son individuales y no institucionales, que es superficial decir “dejemos que las instituciones actúen”...

Sospecho que es el momento de los traidores... a ver, eso suena fuerte. Es el momento de los que salen de la trinchera, de la seguridad de sus dogmas, de sus privilegios, de la protección que brindan las posiciones monolíticas, salen a campo abierto no para pasar a la trinchera contraria, no para eludir responsabilidades o deberes sino para tender puentes, para terminar guerras, para parar absurdas masacres, físicas o morales.

Me ha dado por pensar que la historia la han movido los grandes herejes, los que escucharos las voces que venían del otro lado, los que pusieron en duda sus propias certezas, los que curiosearon en el pensamiento de “los otros”. Sin Constantino el cristianismo no habría salido de las catacumbas etc. (***)

Pero, ¿donde está el límite? ¿hasta que punto somos protagonistas de un libreto trágico en el que nuestros papeles están escritos?...”

Del comentario sobre “Secretos de Familia” de Carlos Peña, escrito a propósito del padre de Mario Vargas Llosa, no puedo omitir decir que lo encuentro espléndido, profundo y poético. Somos lo que hemos vivido y,al respecto, Peña afirma: “Porque la identidad de cada uno está erigida sobre un relato.” Y Dinensen, aludida, decía que todo es soportable, si logras contar una buena historia acerca de ello.

4 Comments:

At mié. sep. 07, 07:55:00 p. m., Blogger Saori said...

Acabo de encontrar tu blog, me encantó lo que escribiste, te sigo leyendo.

muchos saludos!

 
At jue. sep. 08, 03:47:00 p. m., Blogger javisanfeliu said...

"Sospecho que es el momento de los traidores... a ver, eso suena fuerte. Es el momento de los que salen de la trinchera, de la seguridad de sus dogmas, de sus privilegios, de la protección que brindan las posiciones monolíticas, salen a campo abierto no para pasar a la trinchera contraria, no para eludir responsabilidades o deberes sino para tender puentes, para terminar guerras, para parar absurdas masacres, físicas o morales."

Total, totalmente de acuerdo, salvo, salvo porque quizás los puentes también sirven para, simplemente, juntar a dos mundos que pueden abrazarse.
Conciente estamos de que hay masacres, pero también amor. Quizás heredamos de ustedes no sólo un mundo pragmático, sino también el sueño de una paz y ecuanimidad posibles. Las llevaremos a cabo, paso a paso. Creemos más en la evolución que en la revolución. Y sin trincheras.
Las trincheras de mi generación (treinta y tantos) están llenas de polvo y telarañas. No las ocupamos. Estamos en la calle inventando un país. Más preocupados de inventarlo que de nuestros privilegios, y claro, no creemos en posiciones monolíticas, creemos en los equilibrios, en el respeto y algo no menor, en el humor. Quizás ahí nos diferenciamos de generaciones anteriores.

un gusto Doña Clara, increíble que el mundo blog me dé esta oportunidad. Mucha suerte y templanza. La verdad, mi trabajo es más relajado que el suyo.

j

 
At vie. sep. 09, 07:31:00 p. m., Blogger Roberto said...

Estuve viniendo hartos días, nunca pude dejarte un comentario. Ahora, que de suerte me toca este post, lo dejo con gusto. Y es una bienvenida a esto, a escribir. Citas por ahí, "la identidad de cada uno está erigida sobre un relato".
Es una verdad de este porte.

Somos lo que hemos vivido.
Y a algunos nos toca contarlo.

-Te dejaré un link allá en mi blog-

 
At sáb. sep. 10, 03:35:00 a. m., Blogger LdS said...

Temos discutido muito, aqui em Barreiro, sobre o valor das memórias. Uma das coisas positivas que a Câmara Municipal fez, nos ultimos anos, foi iniciar uma série de publicações denominada "Barreiro no tempo" em que, entre repositório de monumentos e factos históricos, é tambem buscada a expressão de cidadãos de Barreiro, "indo às bases" e procurando não deixar perder no esquecimento aquilo que somos e a sociedade que, em conjunto, vamos construindo. A frase "a identidade de cada um está erigida sobre um relato" dá-nos força para prosseguir nessa senda.

 

Publicar un comentario

<< Home