domingo, enero 01, 2006

somos libres, pero interdependientes...


(www.eurekakids.net)

Nuestra conciencia, el contrapeso mejor de la libertad…, el puente más justo con los demás…

¿Por qué escribí los dos blogs anteriores (el del 29 de diciembre del 2005 sobre veredictos judiciales que invaden la vida pública y el del 01 de enero del 2006 sobre el manejo de la opinión ajena)?

Por nada nuevo, por lo mismo que en el 2002, en “Bisel del Espejo, mi ventana”, escribí las líneas que reporto del borrador del libro de Edebé. Me importa la libertad del ser humano.

Del Bisel…

“En el tema de Dios, con Bruno (Giordano) , y tomando bastante de cerca sus palabras, de los hebreos critico sólo su rol en la historia del pensamiento religioso, que junto a muchas otras cosas extraordinarias, puso sin embargo las bases de los errores a mi juicio más graves del cristianismo. El monoteísmo radical que no parte de una convicción filosófica meditada, sino del úcase intolerante de un Dios celoso, que descarta a todos sus concurrentes en el Cielo y reclama adoración. Que puede perdonar y puede castigar. Que posee una inmanencia cuotidiana, en la casa de los hombres, vigilando sus costumbres mas menores. Que reivindica al hombre como suyo, y le otorga el poder sobre los animales y cosas de la tierra, que están a su servicio, en relación de dueño.

Son graves las consecuencias de esta fe celosa, que absolutiza al propio Dios y le da la lógica y la inteligencia de sus representantes. Mi rechazo a la intolerancia, y mi aprecio por la existencia de cada individualidad, me lleva a no compartir esas creencias.

Siento en mí que Dios no nos juzga ni necesita castigarnos, ni anticipadamente amenazarnos. El Dios que siento, que creo adivinar, es el Espíritu que pulsa en el Universo infinito y del que somos parte y versión, en el que toda criatura tiene su misión e involucra su existencia, a modo suyo, en los caminos cruzados de la ética y de la estética. Ese Dios no es ni está para dialogar con cada uno de nosotros, no ese su sentido. En cambio, cada uno de nosotros, puede irlo descubriendo, desenredando el enigma que tejen en el alma, en cuotas estrictamente personales, el propio destino y la capacidad de libertad. El desenlace que vayamos logrando nos identificará como individuos, singularidades, en el mundo. Y ninguna no ha de ser.

En eso algunos dirán: monismo y panteísmo. No sé como se explica la fe, y no pretendo hacerlo. Se cree en algo que no requiere ser explicado, que es parte de nuestro derecho a la individualidad y al error. Es escuchar con independencia nuestro modo de pensar y de sentir, de reconocer lo que llevamos dentro y nos convence, al que podemos hacer eco sin dudas interiores. Por superado que sea este pensamiento por otros intelectos, más científicos y racionales, y más expertos, yo creo en eso, en el endiosamiento de la naturaleza en la que todo tiene un alma, o participa del alma, y en la confusión de nuestro ser con el Universo y sus partículas, en la dimensión redonda, donde todo es redondo o, a lo mas, oval, en que todo movimiento es a la postre circular. Así somos, desde el mínimo átomo a los confines del cielo; del girar de los electrones en torno a su pequeño sol, al girar de las constelaciones expandiéndose hacia los bordes del gran círculo en el que vibra el Universo.

Nuestro centro aún hierve, de la supuesta y aceptada explosión que despidió el trozo de roca que habitamos. La vertiginosa carrera que lo ha alejado de su origen no lo convierte del todo en “otro”, por muchas transformaciones que haya experimentado en su acontecer. Es de todos modos parte de los otros pedazos que giran dispersos o aglutinados en distintas distancias de nuestro Universo. “

Y nos pertenecemos los unos a los otros, en una sistémica y esencial dependencia recíproca…

5 Comments:

At mar. ene. 03, 10:50:00 a. m., Blogger Marcelo said...

De acuerdo con la posicion, pero me interesaria saber que opina de la descalificacion que hizo S.Melnick desde su tribuna en tolerancia cero contra su persona y sino cree que el como opinologo le hace un daño a ese programa por que no da el ancho y la altura para compartir ese nivel de debate.

Saludos
Marcelo

 
At jue. ene. 05, 02:25:00 a. m., Blogger Olie said...

Sra. Clara:

Para mí, la fe es "la certeza de lo invisible"...

Saludos:

 
At jue. ene. 05, 09:58:00 a. m., Blogger Hugo said...

Sra Clara,
como siempre, buenisimo su artículo, estoy totalmente de acuerdo con Ud. y aprovecho de agregar que p'a mi la fé, es lo que casi siempre, nos insta a seguir luchando y creyendo...es vital p'a cuando estamos golpeados y bajoneados...
slds

 
At jue. ene. 05, 12:23:00 p. m., Blogger WWW.KRISTIANZ.COM said...

La fe es un vaso de agua derramado entre las manos. La mayoría de la gente siente y ve como corre entre sus dedos, no obstante, unos poco como yo, sabemos que esto no es más que una necesidad irracional de frescura, de humedad sobre la piel, pero que en el fondo el líquido se diluye, se evapora y deja de existir. De pertenecer.
Interesante e inteligente su blog bella dama.
Un saludo cordial para usted y espero que algún día me visite y lea mis oscuras obsesiones literarias.
Kristian Zahn.

 
At jue. ene. 05, 01:14:00 p. m., Blogger SEBASTIAN D.Q. said...

Clarita: siempre me conmueve leerla, su forma de escribir, tan suave, pero tambien tenaz, objetiva y ultradirecta, me conmueve y tambien me concientiza en cierta forma, hace una apelacion al sentido comun de quienes la leemos, y nos recuerda (a mi me recuerda) algunas cosas casi olvidadas... Comenze a leer un libro de Oriana Fallaci, en el que habla en contra de los Musulmanes... me llama la atencion, como alguien quien dice ser progresista, ademas de Tolarante y abierta de mente, puede haber escrito algo asi, lleno de rabia... lo mismo me Pregunto cuando hablo con un amigo Musulman, quien es capaz de dejar todo e ir a matar, si su pais asi se lo pide, lo mismo, algunos Catolicos, algunos Evangelicos, o lo que sea, Dios no es un Dios malo, no creo que el quiera que nos matemos, hagamos daño, segreguemos, y esas cosas que hacemos , o que se hacen " en nombre de El..." no creo que sea un Dios al cual tengamos que temerle. Siempre creci, siendo enseñado por mis padres, que Dios era mi Padre, mi creador... y que el nos Amaba; hemos nosotros de temerle a nuestro Padre? yo siento que no. Bien, ese es mi pensamiento en relacion al tema, la gente de Antaño, tiene otro pensamiento, y hay que respetarles.

Saludos Clarita, una vez le dio, Muy bueno su Blog, cuidese mucho de la mano izquierda, y que tenga un buen 2006, espero verla hacer mas cosas por usted y por nuestro Pais. gracias por todo.

Saludos,
SEBASTIAN DELGADO.
www.sebastiangobb.blogspot.com

 

Publicar un comentario

<< Home