martes, febrero 14, 2006

Antuco, Antártica, "Crash"...

www.lacoctelera.com/averadiante
Silencios, mentiras, errores. Creo que la diferencia, entre los variados espectros de ese difícil y opaco universo en que algo o mucho no es cierto, está en el origen de la distorsión o versión de la realidad que alguien transmite: dolo o error.

Quien por error falta a la verdad, calla o desdibuja o dibuja mal algún hecho, puede ser hasta amable, querible. No siempre, sin embargo, el dolo (la deliberada intención de falsear las situaciones o hechos) está ausente, y los seres dolosos no son amables, más bien son de temer y habría que tenerles distancia.

Algún silencio o mentirilla puede parecer piadoso, oportuno y hasta conveniente, pero temo que, a la postre, será siempre un problema, porque (como hace siglos escribí en "Fortín Mapocho", un diario chileno de oposición circulante durante el período Pinochet) la verdad existe y, en cambio, la mentira es un invento, a veces hasta un difícil invento. De esta suerte, la verdad lleva todas las de ganar, revelarse o imponerse después de mucho o poco tiempo. Además, la mentira, como invento que es o forzado ocultamiento, demanda más trabajo que la simple verdad. Esta, por ser lo que es, no requiere construcción alguna, ella simplemente es: tosca, inadecuada, ruda, no política. No quiero ensalzarla demasiado para que no parezca un credo, pero parece obvio que es más simple, más durable y nos da más seguridades y certezas, lo que, tal vez, nos puede hacer a todos más confiados y pacíficos o, a lo menos, menos defensivos.

Al ver el film "Crash" - el que encontré muy bueno- pensé que no deberíamos dejar de considerar, al sufrir un daño por causa de otro o al presenciar el daño que otros reciben, en la incidencia que ha tenido (o está teniendo) en la conducta de quien daña aquella parte de la vida o del contexto que el agresor ( él o ella, o ellos) no percibió o percibió mal, carencia que impulsó su actuar. También deberíamos pensar en si la carencia que nubló, cegó, paralizó o acicateó al agresor dependía del acaso o casualidad; de la falta de tiempo en el momento o de la edad o tiempo vivido por el hechor; de la ausencia de suficiente perspectiva e, incluso, si esa carencia no fue provocada (obra de terceros), pues también hay errores guiados, que asemejan prisiones mentales en que unos o muchos son (o somos) encerrados por la manipulación que otros hacen de la información pertinente (recuerdo al respecto el blog que escribí sobre formar la opinión pública, no usarla, ilustrándolo con unos feos y potentes demonios montados en seres humanos a los que conducen).

Lo que escribo puede parecer excéntrico y vago. Creo que no lo es y que que se lograría aterrizarlo fácilmente si pensáramos en situaciones como la de Antuco (¿como estaba el clima en realidad, cuánta era la información de los mandos locales al respecto...?) o en la reciente tragedia antártica, motivada por un mísero trineo; o si pensáramos en alguna situación propia, en la que hemos sido dañados o "manejados" por alguien (o varios) que nos parcializó el conocimiento y nos determinó a no hacer o a hacer algunas cosas, o a hacerlas de una manera y no de otra, tal vez la debida, la que debió ser.

Si volviéramos a la escena de un daño específico que causamos o que sufrimos, con toda la información y la perspectiva necesarias, ¿haríamos lo mismo? Si conociéramos la ceguera de quien nos dañó: ¿Nos enojaríamos tanto?

Yo estoy enojada..., en nuestro país (tal vez en todos) la verdad cede terreno a la oportunidad...

11 Comments:

At mié. feb. 15, 10:58:00 a. m., Blogger Héctor Ojeda said...

Clara, que gusto encontrarla nuevamente con este enfoque profundo y sin pretenciones mediáticas de estos sucesos tan lamentable como publicitados, creo que simplemente el sentir poder por decreto, lleva a la ceguera y a la supresión del respeto a la persona que en supuesta inferioridad de rango se tiene en frente, en situaciones en que el primer factor a tomar en cuenta debería ser, el ser humano en la integridad de su sentido. Esto pasa casi en todas las actividades, sobre todo en las actividades que demandan fuerza física, los de menor calificación son empujados a ejecutar los trabajos más riesgosos y pesados y se les remunera menos, y después, claro, en caso de accidentes, se recurre a las más elaboradas mentiras, con tal de no asumir culpas por parte de los entes "superiores". Un abrazo y seguiré atentamente sus muy buenos post.

 
At vie. feb. 17, 01:21:00 p. m., Blogger consultas said...

Clarita: muchos estamos enojados y también creemos que nuestra democracia está enferma.Por ello propicio una democracia ciudadana que pueda controlar el fuerte crecimiento del Estado que nos agobia; una democracia ciudadana en que exista el debate,una prensa libre, un poder judicial sin influencias de ninguna clase, porque éste es de la esencia de la democracia,una democracia sin secretismos asquerosos que ya denunció Davor Harasic, en fin una sociedad civil fuerte y pujante en igualdad,fraternidad,debate.Saludos Rodrigo González Fernández, consultajuridica.blogspot.com

 
At mié. feb. 22, 07:54:00 p. m., Blogger Jorge Enrique Díaz Pérez said...

El problema, creo, se agrava en una estructura jerarquizada como el ejército. Probablemente ahí, las posibilidades de debatirle a un superior son escasas y, lo que es peor, mal vistas o hasta insolentes.

Saludos,

 
At lun. feb. 27, 06:39:00 p. m., Blogger Leandro Bertini said...

La mentira se origina del temor, y desaprobación del otro, de la posibilidad de salir perdiendo o mal parado de alguna situación. Hace ya mucho tiempo que muestra sociedad admite la mentira u omisión de aspectos verosímiles: Le mentimos al enfermo de cáncer para evitarle un dolor, mentimos, sobre nuestras experiencias amatorias, mentimos al maquillarnos para no mostrar cansancio, mentimos para alcanzar un voto... Y gran parte de nuestra vida la llevamos de mentiras en mentiras.
Creo que ya la mentira es una impronta muy profunda en nuestros genes.
Urge un cambio, un cambio a la verdad, fría y dolorosa, cálida y acogedora, pero verdad...
La mentira conlleva mucho trabajo en mantenerla, en cambio la verdad, se sustenta sola. Sería tan fácil esa vida en la verdad...
Clara es un gran placer leerla y que nos haga participe de sus pensamientos, gracias.

 
At mié. mar. 01, 03:54:00 p. m., Blogger Jorge Gajardo Rojas said...

La más de las veces el mundo no es blanco o negro.Aún a nivel de los valores.Simonne Weil a proposito del regimen de Vichy en plena guerra decia es etico atacar convoyes y matar alemanes que transportaban armas para matar franceses? Si era su respuesta.
El mundo moderno se ha hecho complejo,y más aspectos de la vida social en que su nucleo duro se encuentra a nivel de las emociones humanas. y no en la logica fria.Ejemplo la posicion de la Iglesia sobre el divorcio.Es legitimo divorciarse si es un dogma de fe que Dios unio dos seres y formó una sola carne.?
Es tan dificil dilucidar el error como la verdad.Como tambien dividir el mundo entre malos y buenos.La prueba la da Cristo en la parabola de la mujer adultera.El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra.

 
At jue. mar. 02, 02:23:00 p. m., Blogger Clara Szczaranski said...

Estos comentarios son tan verdaderos, tan serios, que me cuesta entender porque en los medios no se reflejan diálogos semejantes.

 
At vie. mar. 03, 07:46:00 p. m., Blogger Jorge Enrique Díaz Pérez said...

Eso daría para un nuevo blog...

Saludos,

 
At mié. mar. 15, 08:01:00 p. m., Blogger Héctor González Avilés said...

Muy buen artículo, amiga Clara.

Que Dios te bendiga.

 
At lun. mar. 20, 09:58:00 a. m., Blogger consultas said...

Clarita: lo que pasa es que los medios no informan todo lo que acontece en la realidad.Los medios publican lo que les conviene.Un ejemplo: los blogs en el Mercurio, primero ven si "cuadra" o no en sus estructuras y luego publican.Por ello la gente es reacia a contestar, a opinar. Pero lo más importante es que el ciudadano no escribe por temor a represalias."El que va por lana , sale trasquilado"...Entonces, estamos ante un problema de verdaderas libertades.
Por ello digo que nuestra democracia está enferma.Hay un problema con los medios que hay que analizar y debatir.Saludos Rodrigo González Fernández, consultajuridica.blogspot.com

 
At sáb. abr. 08, 03:46:00 a. m., Blogger José Luis Contreras Muñoz said...

Claro que nuestra democracia està enferma,el debate serio no existe,la represalia està a flor de piel,entodos los niveles.
respecto del rumbo que toman las mujeres,pienso es insospechado.

 
At sáb. abr. 29, 02:50:00 p. m., Blogger Francisca said...

no le parece muy cara dura de parte suya anda alegando de faltas de transparencia y omisiones?

 

Publicar un comentario

<< Home