sábado, mayo 20, 2006

Con la corrupción, ¿quien pierde?


(www.aderlapalma.org)
No hay novedad, pierden los de siempre…

Les anticipé en el blog pasado que la corrupción –en mi opinión y en la más autorizada de varios—nos hacer perder cosas cuantificables: casas, servicios públicos de calidad, hospitales… y, claro, también perdemos la oportunidad de dotar a esos servicios de modo suficiente y a la altura de los tiempos y de la tecnología. Por ejemplo, con un gasto público mayor, consultorios alejados sin capacidades quirúrgicas ni de mayores alcances (que cubren más del 60% del territorio nacional) podrían devenir en establecimientos a la par de los de primer nivel, sólo focalizados en los grandes asentamientos urbanos y, por lo demás, pocos. Más allá del faltante de casas y centros médicos aludida, también son pobres las escuelitas públicas, su construcción, su dotación y su logística. Creo que pocos hemos visto buses amarillos para los niños de los márgenes territoriales y sociales de nuestro país: se les ve caminando, en las horas en que la luz también es pobre, por las orillas de los caminos, expuestos a todo percance; además, de tanto en tanto, hasta se les reducen las raciones de alimentos disponibles, muchas veces la única comida razonable de su día.

La pobreza en la calidad y la cantidad de los servicios públicos impacta, como es natural, a los más abandonados de la mano de la fortuna y a los habitantes de los lugares aislados. Ni los pobres ni los aislados tienen una alternativa que no dependa del apoyo subsidiario y solidario del Estado y por lo tanto del gasto proveniente de la caja fiscal, la misma que se ve “mermada” por los actos corruptos. Pero el país crece y casi es rico, y tiene excedentes, ¡que ironía de los asuntos de gestión económica!

Bueno, aparte de las razones propias de la ciencia económica (en las que no incursiono aunque algo he oído de que no se puede poner a circular más dinero pues se generaría inflación y, por eso, sólo propongo algunos gastos en equipamientos y cosas que se pueden comprar en el extranjero), debemos preocuparnos de la contribución a la pobreza social y a la desigualdad jurídica que otorga, por su lado propio, la corrupción. La corrupción crea mecanismos clandestinos e indebidos de traspaso del haber público a la caja de ciertos privados, vía fraudes tributarios y arancelarios; comisiones indebidas (vulgares coimas); sobrepago de bienes o servicios privados o su opuesto, la subvaloración de las cosas públicas; regalos y otros mecanismos ingeniosos que el espíritu no ético y de lucro es capaz de inventar con fluidez inagotable, recurriendo a complicadas arquitecturas financieras y, generalmente en el mundo moderno, con el apoyo de personas jurídicas de pantalla nacidas para delinquir o ya existentes y de despiste.

En definitiva, en este capitulito:

La corrupción, a la postre, lesiona a los más débiles.

Quien pierde es el Bien Común, material por lo ya esbozado y espiritual, porque toda corrupción tiende a estimular comportamientos análogos. Los expertos dicen que es “criminógena”.

Hay, en el fenómeno llamado corrupción, deterioro de la igualdad jurídica y, además, de la certeza y de la seguridad que son propias de un Estado de Derecho, pues imponen atajos y arbitrios secretos en beneficio de alguno y en perjuicio de otros, o de todos los demás. La corrupción, con sus exclusivos beneficiarios clandestinos, llega a perjudicar a la reina del mercado: la libre competencia, pues algunos corren aceitados mientras otros están inocentemente anclados en falsas apariencias.

Lo anterior obliga a definir adecuadas acciones contra el fenómeno corrupto en todas sus múltiples expresiones, tantas, como la “pillería” y los artificios tecnológicos e intelectuales puedan elucubrar. El rol supervisor y fiscalizador del Estado es una necesidad dinámica, que debe estar acorde con los tiempos.

12 Comments:

At lun. may. 22, 11:26:00 a. m., Blogger Jorge Gajardo Rojas said...

Doña Clara:
La corrupcion no es solo un problema legal.Puede haber corrupcion cumpliendo la ley.Por eso insisto en un enfoque mas bien de la descomposicion de una sociedad en el marco de esta como nacion.En Chile la "economia social de mercado" ha creado Estados dentro del Estado.Y en ese ambito caen servicios privados para necesidades vitales.El transporte publico es privado,Mueren en las carretaras como moscas personas.La empresa afectada dice que el "negocio no seria rentable si lo hiciera mas seguroPero ellos estan dentro de la legalidad.Si la modifican nos salimos del negocio,luego que muera gente es parte de los daños colaterales del sistemaa aceptado..En Chile la medicina es un negocio,el que tiene plata puede no morirse.Porque los recursos le permiten ir a clinicas privadas.Al Estado se le exige el mismo enfoque en pacientes que no pueden pagar el servicio,luego surge el negocio de las Isapres.El negocio de las tarjetas de credito de los supermercados a los pobres es legal pero eticamente reprochable.Modificar las leyes?.Pero habra grupos que hacen las leyes inmodificables porque hay que cuidar la "economia,lo contrario se tilda de vuelta al estatismo.Segun el Pnud Chile tiene un muy mal desarrollo humano.El fenomeno de la corrupcion en su sentido amplio tiene que ver màs con valores y su solucion compleja pasa por reconocer que muchas de nuestras practicas sociales privadas hacen aparecer como comportamientos sociales normales muchos que son injustos a la luz de lo que es una sociedad moderna.
Perdone lo largo pero asi lo veo yo.

 
At jue. may. 25, 05:10:00 p. m., Blogger d-cool-on-bees said...

Clarita aparte de tener toda la razon estas muy wena!!!!!!

a.c.i.

 
At sáb. may. 27, 04:49:00 a. m., Blogger RoccØ said...

Todos sabemos que Chile tiene un índice muy malo respecto a desarrollo humano. Se habla mucho del crecimiento económico, pero no se habla demasiado sobre el desarrollo humano. Se sigue el modelo de EEUU, en vez de seguir los modelos de países nórdicos como Noruega o Suecia que tienen los más altos índices en calidad de vida. Ahora bien, respecto a la corrupción, me gustaría saber que tan útil puede ser legislar sobre este tema. ¿Existirá alguna manera para frenar la pérdida de recursos? ¿Existe voluntad política para hacerlo?. La felicito por su blog
=)

 
At vie. jun. 09, 03:16:00 a. m., Blogger Quijanito said...

Sra. Clara, muy de acuerdo con lo planteado por usted, y tambien por el señor de más arriba. Corruptio Optimus Pessimae. A ese tipo de corrupción es a la que más hay que temer. Entra como amigos, como compañeros, volubilidad, y deja lo que deja, siempre, en todos los tiempos y lugares. Muy grato de leer su blog siempre. Fraternalmente.

 
At sáb. jun. 10, 09:49:00 p. m., Blogger LdS said...

Rigorosa a analise apresentada. Problema geral e grave da nossa sociedade e sobretudo quando se aoresenta em formas insidiosas e generalizadamente simples que se conformam com uma pratica habitual e encontram aceitação. Para além das medidas obvias de justiça social, que passam por leques de rendimento menos abertos (caso da Finlandia) há também uma enorme necessidade de educação e de educação de base. Sem isso pouco se consegue. É o conhecimento e o domínio do "self" que se tem de atingir.cumprimentos amigos.

 
At jue. jun. 15, 12:31:00 p. m., Blogger jAviEr BlanK jPabLO said...

Estimada Clara... llegue a su blog interesado en descubrir su mundo intimo (pensamientos) y me parece muy interesante. La felicito por su sitio y la invita a que conozca el nuestro, somo alumnos de pedagogia de la utem de San Fernando, y creamos un blog relacionado con Educación, Salud y Deportes, tan necesario en nuestro país. Deseamos que se atreva a explorar nuestro blog, y que comente nuestros articulos que serán de gran ayuda para concretar nuestro trabajo. Le enviamos nuestro cariño y le deseamos mucha paz en su vida.
http://triunviratumtltda.blogspot.com

 
At sáb. jul. 08, 02:17:00 a. m., Blogger José Luis Contreras Muñoz said...

No se quien pierde ,si tengo clao que ganan los que usurpan los recursos del Estado y los que privilegia a sus familias,el Neonepotismo comienza a instalarse en nuestra sociedad.

 
At vie. sep. 29, 12:47:00 a. m., Blogger ViTo said...

Perdemos todos.
saludos.

ojo con unos tíldes por ahi.

 
At mar. may. 01, 06:11:00 p. m., Blogger MARIA VERONICA FERNANDEZ said...

Sra. Clara:
El tema de la corrupción, ha adquirido una connotación aún mayor con ocasión de los escandalos relacionados a "Chiledeportes" y a "Publicam". Incluso el señor Schaulson, en entrevista dada al Mercurio, señaló que existiría una especie de "Ideología de la Corrupción", dentro de la Concertación.
Utilizo los mencionados hechos como ejemplo de una idea global.
A saber: ·Podríamos decir que es meritoria la capacidad de autocritica en el ser humano...poder mirarnos...nos hace mejores."
Que hizo el Gobierno ante los mencionados casos?. Para mi, que soy una representante de la opinión publica....no se hizo nada, y es más, el único crítico fue sancionado. Cero autocrítica.
La corrupción más fuerte se da en las altas esferas. Esa, es la corrupción que realmente llega a afectar el patrimonio del pueblo y que altera la obligación de subsidiaridad del Estado.
Considero que cada uno debe luchar desde su lugar...y, en atención a eso usted puede aportar mas que yo, ya que detenta un poder significativo.
Juegese porque en el CDE, haya menos amiguismo, menos familia y más mérito en la contratación de personal.
En este mundo lleno de personas iguales....marque la diferencia, yo se que puede.
Admiro mucho su trabajo y la saludo muy atentamente.
MV.Fernández.

 
At mié. feb. 20, 02:23:00 p. m., Blogger simplesoy said...

favor contactar a su vecino en Villarrica (JUAN S ) 20 /2 /2008

 
At mié. jul. 23, 08:17:00 p. m., Blogger Daniel said...

Sra. Clara.

Junto con saludarla, me parece muy interesante su blog, sobretodo si se trata de una persona tan importante como UD.
UD. Conoce mejor que nadie la corrupción, ya que ha estado del otro lado, pero lamentablemente, esto es Chile y es lo que nos tocó. Mientras que Suecia con sus 700.000 habitantes tienen un PIB de US 40 mil, nosotros con 15 millones solo US 15 mil y mal distribuidos. A pesar de que somos un país rico, somos pobres en cultura… así como para arriba como también para abajo. Buen ejemplo nos dio un destacado político de elite justificando a su yerno acusado de corrupción. Es lamentable… por mi parte seguiré siendo la honrada persona de siempre a sabiendas que doy de alimento a los de mas arriba. Una gran recompensa es que duermo tranquilo, aunque no se cuanto me va a durar… espero poder pagar la deuda económica que arrastro.

Atte.

 
At vie. nov. 19, 12:59:00 p. m., Blogger Ignacio Jorge said...

Sra. Clara
He leído con atención y asombro algunas de sus crónicas que confirman el acierto de que se puede tener fe en "el Hombre" de que podremos reimbentarnos no sin ante sufrir las consecuencia de los desaciertos que configuran el mal.
Creo que no debemos dejar de dar pasos transformadores en la busqueda de la felicidad, Cada uno en la dimención que puede Ud. desde las altas esferas de la Justicia y del saber...yo desde este humilde lugar de trabajador dirijente sindical y chofer operador de bus.
Me agradaría saber de su opinion sobre esta afrenda a la ciudadanía que se denomina "Transantiago".
Termino agradeciendo de todo corazón sus escritos que tracienden con espiritu y verdad.
IGNACIO

 

Publicar un comentario

<< Home